Encuentro con las ballenas

meeting-with-whalesCuando hablamos de que la Patagonia brinda la posibilidad de presenciar las tradiciones de los habitantes ancestrales de esta región no nos referimos solo a cultura -como la de los pueblos de Trevelin o Gaiman- que ofrecen al visitante la oportunidad de compartir con ellos sus antiguos ritos como la relacionada a la elaboración del té. Nos referimos también a la oportunidad de ser testigos de la migración que realizan las ballenas francas australes cuando por cuestiones climatológicas emprenden una travesía desde las aguas del sur de Argentina buscando aguas menos frías. Son eventos naturales que le harán erizar la piel y revivirán la necesidad de actuar siempre con respeto hacia la naturaleza.

Es a partir del mes de junio cuando estos hermosos seres vivos de más de 15 metros de largo inician su travesía anual con la intención de continuar el ciclo natural de reproducción, así como buscar alimento para las nuevas crías. Las últimas ballenas pueden ser vistas durante el mes de diciembre, aunque todo dependerá de cómo siga variando el clima.

Los viajeros comienzan a tener un acercamiento con las ballenas, cuando éstas inician su acercamiento a la costa atlántica y sin ningún tipo de entrenamiento humano, comienzan a brincar sobre la superficie del mar como posando para los turistas. También es una vista privilegiada observarlas desde mar adentro donde pareciera que tuviera la oportunidad de tocarlas con tan solo estirar el brazo.

Para realizar esta actividad tan solo debe contactar a cualquiera de las empresas ubicadas en Puerto Pirámides a cien kilómetros de Puerto Madryn, específicamente en la Península Valdés. Ellos le acompañarán en esta aventura.

Cuando el visitante regresa a casa después de haber tenido tan privilegiado espectáculo, comprenderá que cualquier acción que éste haga desde cualquier parte del planeta donde se encuentre, si no lo hace con respecto hacia la naturaleza, podría afectar a estos animales de los cuales acaba de despedirse.